Visita a Guinness Storehouse. ¿Merece la pena?

En nuestro viaje a Dublín en 5 días visitamos uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Nada más y nada menos que el lugar donde se fabrica el producto más valioso y del que los irlandeses están tan orgullosos. La cerveza negra Guinness. Esta cerveza ya puede encontrarse en todo el mundo pero es originaria de Dublín y es aquí donde más se consume. Para los que no la hayan probado, tiene un sabor tostado, amargo, que recuerda al café. No hay que irse de Irlanda sin probarla!

Qué es Guinness Storehouse

Guinness Storehouse es una experiencia relacionada con la famosa cerveza negra irlandesa. Las instalaciones de la fábrica donde se realiza la producción no pueden visitarse por motivos de higiene y seguridad.

En Guinness Storehouse es un edificio enorme donde se muestra la receta de la cerveza, la historia de la marca y de sus dueños, su relación con Irlanda…, y muchas más cosas curiosas girando en torno a la cerveza Guinness. También hay restaurantes, catas y una terraza panorámica donde disfrutar de una buena pinta.


Sala de degustación de Guinness

Comprar las entradas a la fabrica de Guinness

Nosotros compramos las entradas con antelación a través de la página web oficial y es lo que te recomendamos que hagas. Como te contamos en el post de 5 días en Dublín, nosotros fuimos a Irlanda en febrero así que no había mucho turismo. Parece ser que en algunas épocas del año con más visitantes, las entradas se agotan.

Al comprar la entrada hay que elegir fecha y hora. La hora que elijas tiene un margen de 30 minutos y al hacer la reserva te avisan de que si llegas tarde tendrás que esperar al siguiente intervalo con disponibilidad.

Si compras la entrada a través de la web te ahorras en muchos casos más de un 10% ya que cada día y hora tiene una oferta diferente. Para que te hagas una idea, a nosotros las dos entradas nos costaron 35€. Además, te evitas la cola al llegar y está incluida una pinta que puedes degustar bastantes lugares a lo largo de la experiencia.

Hall de Guinness Storehouse

Cómo llegar a la fabrica de Guinness

La fabrica de Guinness en Dublín está en St James’s gate. No se encuentra en el centro de la ciudad pero está bastante cerca, a unos 25 minutos andando. Si eres como nosotros y prefieres ahorrar fuerzas para la visita también podrás llegar en bus o en tranvía.

Si te alojas cerca de O’Connell Street, la linea de bus 123 te dejará prácticamente en la puerta. Recuerda el coste del bus en Dublín varia dependiendo de las paradas así que tendrás que decirle al conductor que vas a la fábrica y llevar monedas sueltas ya que hay que pagar el importe exacto. Los conductores no llevan cambio!

Si te viene mejor coger el tranvía tendrás que bajarte en la parada Hospital St James’s que es la más cercana.


Exposición Guinness Storehouse

Visita a Guinness Storehouse experience

El edificio de Guinness Storehouse experience tiene 5 plantas y se calcula que hace falta al menos 1,5 horas para realizar la visita. En nuestro caso se alargó bastante más y ahora os contamos como fue.

Cuando llegamos no había mucha gente comprando la entrada pero como nosotros ya la teníamos pasamos directamente a dejar nuestras cosas en el guardarropa para hacer la visita cómodamente. Después subes unas escaleras mecánicas que solo son de subida y llegas al hall.

Si quieres volver atrás para coger algo de lo que has dejado en el guardarropa tendrás que decírselo a alguno de los trabajadores y te acompañará por los entresijos de la fábrica para poder retroceder. La visita es libre a partir del hall. Es decir, puedes subir y bajar de planta cada vez que quieras pero este punto es una excepción. Los trabajadores son super amables y sonrientes así que no habrá problema.

Una vez en el hall te reciben con una pequeña introducción de la experiencia que van repitiendo cada pocos minutos. En esta misma planta decidimos alquilar un audioguia que nos costó 1€ y que os recomendamos si vais a hacer la visita con calma.

En las siguientes plantas te explican cómo se elabora la cerveza, los ingredientes, la historia de la fábrica, la de la marca y la de Arthur Guinness. Todo esto de forma super amena y contando curiosidades como que la mujer de Arthur llego a tener 21 hijos!!

Las exposición está muy cuidada y los espacios son muy bonitos. El edificio en sí es muy chulo. Dicen que tiene forma de pinta.

Pero no todo es información e historia en la Guinness Storehouse. Si quieres, te enseñan a degustar una buena cerveza en las salas de degustación (recomendado) o a tirar la pinta perfecta. También hay bares donde los camareros, de repente, comienzan a bailar danza irlandesa. Y en la parte más alta, el Gravity bar donde hay muchas posibilidades de que termines bebiéndote una pinta con vistas a todo Dublín.

Para el que no le guste la cerveza negra que, por cierto se llama porter, que no se preocupe. Guinness tiene diferentes variedades de cerveza rubia que también podrás degustar 😉

Nuestra visita terminó en uno de los restaurantes en busca del Guinness stew. Es el típico estofado irlandés, que no puedes irte de Irlanda sin probar. En esta versión su receta incluye cerveza Guinness. No recuerdo el nombre del restaurante porque hay varios pero creo que era el único que tenía el stew en la carta. Nos gustó mucho todo lo que comimos. Estaba realmente bueno.

Guinness stew

¿Merece la pena?

He aquí la pregunta por la que seguramente hayáis llegado hasta aquí. Te preguntarás si merece la pena pagar 18€ por ir a ver una fábrica de cerveza. Si no habrá otros lugares en Dublín para visitar de esos que llamamos imprescindibles. Pues bien, teniendo en cuenta nuestra visita a la Guinness y el hecho de pasar 5 días en Dublín, podemos decir que merece la pena dedicar medio día a vivir la experiencia Guinness. Es verdad que la entrada no es barata pero la exposición está muy cuidada y la disfrutamos mucho. Además, aprendimos a catar la porter y nos bebimos una buena pinta.

Mi opinión quizás cambiaría si hubiéramos contado con menos tiempo en Dublín. Es verdad que en uno o dos días puedes visitar los lugares con más interés de la ciudad. Si después de pasear rodeado de estudiantes por Trinity College, de salir por Temple Bar y visitar lugares como el castillo o la catedral tenéis más tiempo por Irlanda, os recomendamos conocer un poco más de la historia de Guinness. Está directamente ligada con la historia de la ciudad.

Decidas visitar la fábrica o no, esperamos que hayas disfrutado leyendo este post. Y ya sabes que si tienes cualquier duda déjanos un comentario e intentaremos ayudarte!


Bar donde los camareros bailan danza irlandesa

Si has llegado hasta aquí estás pensando o preparando un viaje a Irlanda. Es posible que te interesen otros artículos que tenemos en el blog!

5/5 (6)

¿Te ha gustado este post?

DÉJANOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.